Jason Kenney, se perfila como nuevo premier de Alberta.

El ex ministro del gabinete federal Jason Kenney ganó el liderazgo del Partido Conservador Unido de Alberta.

El veterano parlamentario de Calgary, que ocupó puestos de alto rango en el gobierno de Stephen Harper, venció al ex líder de Wildrose Brian Jean y al abogado Doug Schweitzer en la primera votación.

Obtuvo el 61.1 por ciento de los votos, sobre Jean con el 31.5 por ciento y Schweitzer con el 7.3 por ciento.

“Es otro milagro en las praderas”, dijo Kenney a una multitud entusiasta después de que se anunciara el resultado.

“Esta noche estamos a un paso más cerca de renovar la provincia de Alberta y hacer que nuestra provincia vuelva a la normalidad. Esta noche estamos un paso más cerca de volver a encender nuestra economía para que Alberta sea una vez más esa tierra de oportunidades.

“Estamos un paso más cerca de un gobierno centrado en la prosperidad para que tengamos los medios para ser una sociedad compasiva y generosa”. Dijo Kenney.

Obtuvo el 61.1 por ciento de los votos, sobre  Brian Jean con el 31.5 por ciento y Schweitzer con el 7.3 por ciento.

Los miembros de ambas partes votaron el 95 por ciento a favor de una fusión.

Kenney ahora lidera un caucus de Oposición de 27 miembros.

Él no ocupa un asiento en la legislatura. Ahora debe esperar a que se abra un lugar en una elección parcial o en las próximas elecciones generales del 2019.

Kenney pasó las últimas dos décadas en política en Ottawa, trabajó con Harper como Ministro de Inmigración, Empleo y Defensa.

Jason kenney de 49 años de edad abandonó la política federal el año pasado y anunció en julio de 2016 que los Conservadores Progresivos de Alberta y el partido Wildrose deben unirse para terminar con la división del voto y formar una coalición conservadora efectiva para derrotar al NDP de Rachel Notley.

El Wildrose echó raíces hace más de una década de los conservadores desafectos con lo que consideraban un liderazgo de arriba hacia abajo por parte de las PC que gobernaban, junto con la falta de protección de los derechos de propiedad privada y el gasto controlado.

Desde entonces, las partes han estado peleando por controlar a los conservadores de base, y ambos bandos han perdido este electorado transitoriamente, pues muchos votaron en las elecciones pasadas por el NDP como voto de castigo a la dirigencia de los conservadores.

Pero ahora con la astucia de Kenney y su política de brazos abiertos buscara que regresen al redil, ha logrado la unidad en Alberta de la fuerza conservadora, que sin lugar a dudas será arrasadora en las próximas elecciones del 2019.

El próximo es una convención de fundación para establecer políticas y principios gobernantes. Las asociaciones de circunscripciones ya han estado trabajando en una fusión y el plan es tener una lista completa de candidatos listos para las próximas elecciones, y la legislación establece que se realizará en la primavera de 2019.