Emprendiendo, de América latina para el mundo

El mundo  empresarial enfrenta grandes dificultades para crear empresas, hoy en día, debido al déficit económico mundial, pero el internet  ha contribuido que muchos Pymes  se establezcan entre los grandes  y contribuyan al crecimiento económico y cultural de los países latinos

Países cómo; Argentina, Guatemala, Chile, Colombia, Venezuela y Ecuador han sido ganadores de múltiples premios por su capacidad de emprender, y hacer de sus ideas un negocio rentable y sustentable en el tiempo. No es una sorpresa que muchos emprendimientos latinos en la época de los 90, eran  micro o pequeñas empresas, y quienes se consideraban emprendedores lo eran  por ‘necesidad’ y no por ‘oportunidad’. Estos individuos tenían escaso apetito por el riesgo, las ideas y la  innovación, lo cual, sumado a la disponibilidad limitada de capital humano, producía empresas menos complejas e innovadoras que sus contrapartes europeas o asiáticas.

El tiempo transcurrido entre el momento en que se concibe una idea empresarial  y en el que se establece la primera compañía es de 4,4 años en América Latina, comparado con 1,5 en Corea; 2,4 en Taiwán y China, y 3,4 en Italia y España. Según data del Instituto Census United States  para el año 2009. Cifras que han cambiado en su último estudio del 2016, dónde se ubica América Latina con 1,2 años,  una brecha sumamente digna de estudio.

Los emprendedores de clase media en teoría,  de  América Latina, son los que  sufren más limitaciones para financiar una compañía nueva. A pesar de que los ahorros personales siguen siendo la principal fuente de financiamiento en todas las regiones del mundo, el acceso a recursos externos es más difícil en Latinoamérica y proporciona una plataforma más débil para la creación de empresas. En Italia, España y Corea, los emprendedores de clase media recurren a la banca privada, más que en América Latina, y el apoyo público también es más accesible.

Según Census, en América Latina, el 66% de las empresas nuevas tienden a insertarse en sectores tradicionales y más que repetidos con competidores de alto rango, tales como: metalurgia, alimentación y textiles, que se enfrentan a empresas reconocidas en el rubro, posicionadas en la mete del consumidor, y a esta vertiente se debe su fracaso.

Casos de éxito con nivel de exportación

Hay muchos emprendedores Latinos que han encontrado en Internet una oportunidad para convertir sus hobbys, pasiones e ideas en casos exitosos proyectos de impacto mundial, que han dejado atrás todas y cada una de las estadísticas, superando su propia economía y entrando en la de otras sociedades  del mundo.

MarcosGalperín-creador-Mercado libre.

Mercado Libre de Argentina, la plataforma de comercio electrónico más importante de Latinoamérica.

Cristalab Colombia, una importante comunidad de diseño y desarrollo web.

Andrés Moreno-Creador Open-english

Open English Venezuela, una iniciativa que convierte el aprendizaje del inglés en una nueva experiencia, con profesores en todas partes del mundo.

Luis Ahn-creador-Duoling

Duolingo Guatemala, una plataforma donde los usuarios aprenden diferentes idiomas mediante juegos.

Sin duda las nuevas tecnologías han cerrado la brecha en la construcción y fracaso de nuevas organizaciones, estos son solo algunos de los numerosos casos de éxito que a diario surgen en países latinos, y que poco a poco van tomando el mercado mundial.