El ultimo préstamo

Quería escribir este blog ya que muchas veces veo diferentes tendencias o manías por así decirlo, donde las elecciones que tomamos traen consigo graves problemas financieros. Nosotros mismos pudimos haber frenado estos problemas con otro tipo de elecciones desde un principio. Claro, hay casos en los que un evento imprevisto, como la pérdida de un trabajo o el divorcio, pueden causar problemas financieras inesperados, pero a menudo encuentro casos en donde estos problemas financieros son creados por repetidas decisiones equivocadas.

Esto es evidente, no hay noticias que no nos digan como los canadienses están llegando a un nivel peligrosamente alto de deuda personal. Recuerda que con el tiempo la deuda se acumula como una bola de nieve.

Por ejemplo:

  • Sólo se necesitas un mes en donde uses demasiado tus tarjetas de crédito, para así empujarte a una situación en la que no podrás pagarlas en su totalidad y por lo tanto harás un pago menor.
  • Con el tiempo tienes algunas tarjetas con saldos pequeños por lo que decides obtener una línea de crédito para consolidarlas y sólo sigues usando las tarjetas una vez que las hayas pagado.
  • Finalmente te das cuenta que ya es el momento de ponerle un alto  y obtienes un préstamo de consolidación en el banco, para así pagar la línea de crédito y las tarjetas de crédito.…
  •  Pasas un par de meses sin necesidad de utilizar las tarjetas, pero luego se va tu transmisión. ¿Piensas que sólo utilizarás las tarjetas un par de veces, pero aquí es donde empieza el problema! Esto solamente puede significar el comienzo del ciclo…
  • Un año más tarde, tienes el préstamo de consolidación, un saldo en la línea de crédito y un par de tarjetas de crédito.
  • Has acumulado una cierta equidad en tu propiedad, por lo que decides obtener una segunda hipoteca para pagar todas las deudas por última vez. Y lo logras hacer con éxito.
  • Sin embargo, al final, al igual que con tu último préstamo de consolidación, al pasar unos meses comienzas a utilizar tus tarjetas de nuevo y un año más tarde te encuentras haciendo una serie de pagos mínimos en tus tarjetas de crédito.

images-19Ahora has llegado a un punto crucial – otro préstamo?  NO! Deja que tu último préstamo sea realmente tu último.

Así como dijo Einstein, la definición de locura es hacer la misma cosa una y otra vez y esperar resultados diferentes. Si continúas refinanciando y reestructurando tus deudas año tras año, cada año deberás más y entraras a un ciclo en el que no podrás detenerlas, a menos que te ganes la lotería o consigas un grande aumento en el trabajo (y qué tan probable es esto?).

Llega un momento en el que debes de decir “Necesito conseguir ayuda profesional”. Igualmente como puedes ir con un terapeuta por algún problema personal o a un abogado para un problema legal, si sigues luchando con la deuda acumulada también debes beneficiarte de la orientación profesional.

Detén la locura! Posiblemente existe una solución rápida y solamente un poco de ayuda con el presupuesto puede ser la respuesta, o tal vez realmente has caído en un agujero donde necesitas una intervención importante. De cualquier manera, tienes que hacer algo diferente para romper ese ciclo financiero en el que te encuentras.

Si quieres lograr que tu último préstamo sea realmente tu último y necesitas un poco de orientación financiera, comunícate con Andrea Valdez  al  1-877-296-0871 o a través de su correo avaldez@debtcare.ca.  Síguela en Facebook y en Twitter.

Te invito a recibir asesoramiento gratis en línea. Y aquí para obtener un libro digital gratuito sobre “Cómo ser aprobado para un préstamo de consolidación de deudas”.