Diles adiós a tus deudas de tarjetas de crédito

Con el constante aumento de las deudas de los consumidores Canadienses, no es ninguna sorpresa cuando las personas llegan a nosotros buscando ayuda para salir de deudas con tarjetas de crédito. Es increíble lo fácil que es para las compañías de tarjetas de crédito extender el crédito de los consumidores, llegando a límites de crédito muy por encima de lo que en realidad es necesario. Lo más seguro es que con todos los gastos, cuando llegué el fin de mes o en un par de meses, te preguntaras como es que algún día podrás pagar todas esas deudas!

Debido a que llevan altísimas tasas de interés y cuentan con un balance que continua girando (lo que significa que una vez que hayas pagado una parte, el crédito volverá a estar disponible), las tarjetas de crédito suelen ser las deudas más difíciles de pagar. Pero siempre hay esperanza. Comience por pagar más que el pago mínimo mensual, intenta pagando lo más que puedas. El pago mínimo es típicamente solo un poquito más que el interés y por lo tanto casi nada va hacia la deuda principal.

Final¿No cuentas con suficiente dinero  extra cada mes para pagar más del mínimo mensual en más de una tarjeta?  Una de las mejores maneras de lidiar con esta situación es comenzar con la tarjeta con la tasa de interés más alta y pagar lo más que puedas. Una vez que termines de pagarla, pasa a la siguiente con la tasa más alta.

¿Cómo puedes reducir tus gastos mensuales para conseguir ese dinerito mensual que te ayudara a reducir tus deudas con tarjetas de crédito? Toma nota de estos tips (normalmente ignorados) que te ayudaran a ahorrar dinero:

Venta de garaje – tienes tantas cosas tiradas por toda la casa que no has usado en años, deshazte de ellas y saca algo de dinero en el proceso.

Guarda tu cambio – vacíes tus bolsillos y en lugar de usar ese dinero mañana, ponlo en un frasco y guárdalo – te sorprenderá lo rápido que crece.

Prepara tu propio almuerzo y café – Sé que esto toma un poco de esfuerzo y tiempo, pero esto te puede ahorrar muchísimo. La costumbre de comprar un café al día puede costarte aproximadamente $ $40 al mes!

Ofertas – Busca las ofertas, cobra los volantes, mira en línea. Una vez más, esto puede tomar un poco de tiempo extra, pero creme que vale la pena.

Visita la biblioteca – no creo que el cine o las carísimas librerías sean tus únicas opciones para entretenerte. Tu biblioteca local probablemente tiene una gran selección de libros que no son usados y lo mejor es que es gratis!

Planea tus comidas y tus listas del super por adelantado – comprar todo a la vez te permite tomar ventaja de las compras grandes  y puede significar útil para alargar el presupuesto y la comida.

Enfrentarse a las deudas de tarjeta de crédito puede ser una pesadilla, pero con el apoyo y la orientación correcta es posible pagarla. Comunícate con Andrea Valdez al  1-877-296-0871 o a través de su correo avaldez@debtcare.ca.  Síguela en Facebook y en Twitter.

Te invito a recibir asesoramiento gratis en línea. Y aquí para obtener un libro digital gratuito sobre “Cómo ser aprobado para un préstamo de consolidación de deudas”.