All Articles by soyedit

178 Articles

All Articles by soyedit

26 Articles

All Articles by soyedit

24 Articles

All Articles by soyedit

4 Articles

Como tramitar con tiempo las visas de turista de sus familiares y amigos

Estamos ya a pocas semanas de las fiestas de fin de año, y con toda seguridad muchas personas van a querer traer familiares o amigos a Canadá o van a querer ir de visita a sus países de origen.

filici@filici.com Canadian Association of Professional Immigration Consultants, CAPIC

Para quienes quieren invitar a alguien para que venga a Canadá, es importante iniciar el proceso lo más pronto posible, porque obviamente cuanto más cercanos estemos a las fiestas, va a haber más volumen de trabajo en los consulados, por lo que puede haber también demoras en los procesos.

Hay que recordar que si una persona quiere invitar a un familiar o a un amigo para que venga a Canadá tiene que mandarle una carta de invitación. En esta, debe explicar la relación que existe entre ellos y hablar sobre la razón por la cual va a venir, por ejemplo si es para pasar las fiestas juntos, para ir a algún festival de invierno, porque hay un matrimonio, bautismo, nacimiento, etc.

Quienes están invitando tienen que decir que son ciudadanos canadienses o residentes permanentes, que están trabajando, etc., y en lo posible también deben hablar de la persona que está siendo invitada y demostrar que esta persona está trabajando, que está bien establecida en su país de origen, que tiene propiedades, auto, etc., a fin de convencer al oficial que va a procesar el caso de que la persona no viene a quedarse y que una vez que termine la visita se va a ir de regreso a su país de origen.

Una de las cosas que generalmente preguntan los clientes es si la carta de invitación tiene que ser notariada y apostillada. Para definir esto se debe entrar a la página web del consulado canadiense del país donde se encuentre la persona a invitar y revisar cuáles son los requisitos. Para encontrar dicha página la mejor forma es colocar en un buscador “consulado de Canadá en México”, por ejemplo, y el buscador le va a proporcionar el enlace para dicha página web.

Una vez se entra a la página, hay que buscar los requisitos para la solicitud de visa de turista. Ahí les va a decir específicamente si tiene que ser una carta notariada o si puede ser una carta común.

Un cambio muy importante que ha sucedido en todos los consulados canadienses alrededor del mundo en relación a las visas temporales, ya sea de turista, de trabajo o de estudiantes, es que ahora la persona  no puede enviar la solicitud directamente al consulado sino que primero tienen que pasar por unos centros llamados “Visa Aplicación Centre” o VAC.

Estas son oficinas que no pertenecen al gobierno canadiense sino que son subcontratistas designados por el gobierno Canadiense que ayudan a las personas a juntar toda la documentación necesaria y la envían al consulado correspondiente. Ahí, el consulado decide si otorga la visa o no, la regresa a esta oficina VAC, y esta oficina se encarga después de entregársela a la persona que está haciendo el trámite.

A estas oficinas se les paga extra por este trabajo. Es decir que ahora el interesado paga al gobierno canadiense los aranceles para la visa, y también le paga a estas oficinas VAC por ayudar con el trámite.

Si la persona no quiere hacer el proceso por medio del VAC, lo puede hacer en línea. Y si quiere que le envíen directamente los documentos ya procesados (y no que los hagan llegar a las oficinas del VAC) debe enviar un servicio pre-pagado de correspondencia para que el consulado se lo haga llegar directamente.

Algo nuevo también es que ahora, cuando se hace una solicitud de visa, dependiendo del país de donde venga, tiene o no que hacerse pruebas biométricas, es decir fotografías y huellas digitales. En el sitio web de inmigración (www.cic.gc.ca) hay una lista en la cual está establecido qué países necesitan hacerse pruebas biométricas o no. Por ejemplo, Colombia y Jamaica las necesitan.

Desde que se comenzó a usar este nuevo sistema el promedio de aceptación sigue siendo el mismo, pero uno de los problemas que existe con el VAC es que aparentemente aún no han entendido muy bien el rol que ellos juegan, el cual es simplemente de ayudar con el proceso y no de tomar decisiones. Digo esto porque ha habido situaciones donde se envía toda la documentación al VAC, y ellos comienzan a quitar documentos, y lo hacen porque no tienen los conocimientos suficientes para saber qué es lo que está haciendo el consultor de inmigración con esa solicitud.

Por ejemplo, en una familia uno podría estar procesando una visa de turista para una persona y una visa de residencia temporal para otra, porque ésta segunda por ejemplo tiene algún problema que lo hace inadmisible al país. Entonces, si el VAC saca evidencia del paquete, porque considera que no es la evidencia exacta o porque cree que hay más de lo que pide la hoja genérica que ellos tienen, lo que están haciendo es interferir con el caso que uno ha preparado.

Lo que nosotros hacemos en casos más complicados que el común es colocar una nota bien grande donde les decimos que por favor no quiten ningún documento porque todos son esenciales, ya que hay un motivo por el cual se han enviado

Otro problema que se está presentando actualmente, cuando hay una emergencia y se envía la solicitud en línea, es que no se sabe a dónde fue a parar la solicitud. Es decir que no se sabe qué consulado está tramitando el caso y por tanto hay que hacer toda una investigación para encontrar donde está siendo procesado y así poderse poner en contacto con el oficial de inmigración.

Pero este tipo de problemas están sucediendo no solamente con las solicitudes de visa sino que en general con todo tipo de solicitud, ya que de a poquito se está implementando un sistema para hacer todos los trámites en línea. Con el tiempo todas estas fallas se irán solucionando pero por ahora hay que estar alertas.

Los ciudadanos de países que no necesitan visa para venir a Canadá deben recordar que tienen que obtener la llamada Electronic Travel Autorization (ETA), que es un documento que se puede procesar en línea, cuesta siete dólares, y para llenarlo se debe contestar una serie de preguntas sobre datos básicos, lugar de trabajo, etc.

La ETA efectivamente no es una visa, pero se podría decir que es una especie de mini visa que sirve para facilitar la entrada a las personas que están llegando de países que no necesitan una visa, que en el caso de América Latina son únicamente México y Chile.

Algo más que se debe recordar a raíz de la proximidad de las festividades de navidad y año nuevo, es revisar sus tarjetas de residente permanente. Esto lo deben hacer quienes aún no son ciudadanos y piensan viajar, porque la tarjeta de residente permanente tiene fecha de caducidad y la necesitan para regresar a Canadá. Y si esta tarjeta se les vence mientras están fuera del país van a tener problemas graves si no están preparados para pedir un documento de viaje para poder regresar a Canadá.

 

 

Desarraigar la corrupción: lecciones locales, estrategias globales

Hablar acerca de la corrupción se convierte en asunto de tratamiento cotidiano y muchas veces ligero, cuando es todo lo contrario: un problema serio, denso y complejo. Uno de los errores principales cuando se aborda la cuestión consiste en asociar la responsabilidad de su comisión, a las instituciones que fueron descubiertas o involucradas en escándalos de esta índole. Además, existe una tendencia mayoritaria a creer que es exclusiva del sector público, lo cual desconoce y pretende hacer invisible su presencia en el sector privado o en las prácticas habituales.

En algunos casos, se llega al extremo de percibir los actos de corrupción con normalidad, creyendo que forman parte de la dinámica de las organizaciones o, incluso, de lo que se hace necesario para alcanzar determinados resultados o recibir servicios o atenciones que, si la realidad fuera otra, estarían a disposición de todos en igualdad de condiciones. Cuando esto ocurre, la eficacia de la sanción social contra la corrupción se diluye, pierde fuerza. Su deber ser como primera frontera para combatirla, pasa al último lugar, transformándose en un débil escollo que suele ser superado con sencillez, ante lo cual aparece la incapacidad para denunciar, cuestionar o rechazar el comportamiento corrupto.

Así, resulta todavía más evidente que la corrupción se traduce en desigualdad, inequidad y en una barrera de acceso a las oportunidades que el sistema, en todos sus órdenes, debía proveer para cada persona sin distinción alguna.

A esta altura, resulta imprescindible distinguir que la presencia de prácticas de la corrupción no es responsabilidad de las instituciones, empresas u organizaciones. Es responsabilidad de las personas que están a su interior, quienes aprovechan su cargo, medios, poder o funciones para adelantar gestiones que les reporten beneficios irregulares, principalmente económicos, a sí mismos o las personas o asuntos de su interés, los cuales no les sería dable alcanzar por medios ordinarios o tradicionales. Entonces, la corrupción se convierte en herramienta de las personas, de quienes toman las decisiones u orientan los procesos, no de las instituciones, de los sectores en particular ni del sistema en general.

De acuerdo con el índice anual 2016 sobre precepción de corrupción elaborado por Transparencia Internacional, Canadá está en capacidad de convertirse en un modelo mundial a seguir, pues ocupa el honroso primer lugar entre todos los países de las Américas respecto de prácticas limpias, y el noveno entre las ciento setenta y seis naciones analizadas. Obtuvo una calificación de ochenta y dos puntos positivos sobre cien. Colombia, con pesar, aún está muy lejos de igualar esas cifras. Quedó en el puesto noventa, sin reportar ninguna mejoría durante los últimos tres años, al conservar los mismos treinta y siete puntos sobre cien, los cuales alcanza invariablemente desde el 2014. Sin duda, habrá quien, al tomar estos datos, los lea con otro enfoque y, celebrando con ellos, argumente que “al menos no hemos retrocedido”. Incluso, podría ser válido conformarse con esta perspectiva, dependiendo del propósito.

No obstante, nuestro planteamiento defiende un modo diferente de comprender el fenómeno. Hay que combatirlo desde dentro para obtener resultados, movilizando la conciencia colectiva y las individuales. Es por ello que, desde nuestro campo de acción como Partido Político, promovemos la praxis de los valores en la política: un mecanismo eficaz de lucha contra la corrupción.

Esta construcción se sustenta sobre tres pilares fundamentales. El primero es concebir la política como práctica y expresión constante de auténtica vocación de servicio. No cabe su ejercicio, desde ningún punto de vista, en calidad de instrumento de beneficio personal. El segundo promueve la participación de la mujer, haciendo tránsito del discurso a los hechos, demostrándolo, en especial, al hacer posible su ingreso a cargos y corporaciones públicas desde los cuales incida, construya y aporte a la elaboración de las decisiones que a todos conciernen. Finalmente, el tercer pilar se concentra en el fomento de oportunidades reales que sean, para todos, manifestación tangible de equidad, vida digna y generación de ingresos.

Miembros en el congreso de Colombia del Partido MIRA. Se han caracterizado por su transparencia en todos los aspectos.

Para nosotros es claro que resolver la problemática de la corrupción como hecho, supera el debate de los “cambios en el sistema” o del “aumento del nivel educativo”. La práctica del acto corrupto no hace diferencia en si el individuo obtuvo un doctorado o cuenta con niveles básicos de formación; no distingue estratos sociales ni regiones geográficas; no declina solo por el sistema social, económico o político imperante. En tal sentido, el trabajo en su contra debe ser dirigido a la verdadera buena educación del individuo, la formación en valores, la aprehensión íntima de concepciones realizables entre las cuales se cuentan: honestidad, lealtad, solidaridad, respeto por los semejantes y los derechos que les son propios.

La puesta en marcha de esta filosofía ha permitido que el Partido Político MIRA se haga merecedor, de forma constante, a los primeros lugares en prácticas de transparencia, fomento de la participación y buen manejo de los asuntos públicos, reconocimientos que han llegado procedentes de entidades y evaluaciones externas, tanto en Colombia como fuera de ella. Hay, pues, autoridad para hablar y proponer.

Por último, en términos de lucha contra la corrupción, solo basta añadir que es necesaria una respuesta, social e individual contundente, producto de la incorporación de los valores en cada acción cotidiana. Es un trabajo permanente y satisfactorio.

Por: Carlos Alberto Baena López

@Baena

La inseguridad en América Latina: Un problema de gobierno

Seis países de América Latina están dentro de la lista de los 11 países en el planeta con mayor índice de criminalidad, según el informe publicado por el grupo de investigación de datos Verisk Maplecroft. 2017

La impresión de inconformidad y malestar en las calles latinoamericanas es palpable. El temor y la incertidumbre afectan las decisiones cotidianas: tomar el transporte público, dónde comprar comida, cuándo salir por la noche. La inseguridad también influye en los planes de largo plazo: en qué barrio vivir, si ahorrar o gastar y finalmente, si emigrar o quedarse. ¿Acaso no merecen todos los seres humanos, tener calidad de vida?

Guatemala -ubicada en el segundo lugar del listado detrás de Afganistán- es considerado el país de la región con el más elevado nivel de criminalidad en el último año. Los otros países de la región incluidos en la lista de riesgo extremo son El Salvador, Colombia, Venezuela, México y Honduras. Comparados con países que se encuentran en guerra por hace años.

Buscando Soluciones

En respuesta a las estadísticas y la verdad de los ciudadanos, una nueva campaña surgió, llamada; “Instinto de Vida”, respaldada por una alianza de más de 40 organizaciones latinoamericanas, está instando a los gobiernos a reducir los homicidios de la región a la mitad para 2030. La asociación también propone romper la tolerancia generalizada a los crímenes violentos. Con el fin de comprender mejor las actitudes hacia el homicidio y las posibilidades de movilizar a los ciudadanos para que tomen medidas, la campaña encargó encuestas nacionales al Proyecto de Opinión Pública de América Latina (LAPOP) de la Universidad de Vanderbilt en Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Venezuela, los seis países más violentos de la región.

No es sorprendente que las encuestas hayan encontrado que entre el 50% y el 75% de los ciudadanos temen ser víctimas de homicidio. También revelaron que a pesar del miedo y de la violencia real en que se basa, los latinoamericanos creen que la violencia letal se puede prevenir, entendiendo la mejor manera para lograrlo.

En Brasil y Venezuela, aproximadamente el 60% de los encuestados afirmaron que al menos un asesinato había ocurrido en su barrio en los últimos 12 meses. Entre los encuestados, los brasileños y los venezolanos también fueron los más propensos a reportar homicidios mensuales e, incluso, semanales en su entorno cercano. En México, alrededor de la mitad de los encuestados registró homicidios en su localidad, y en El Salvador, Guatemala y Honduras, entre el 30% y el 40%.

Curiosamente, no siempre existe una correlación directa entre las altas tasas de homicidios y las percepciones locales. Esto se puede ver claramente en El Salvador y Honduras. En comparación con los otros países, un menor número de ciudadanos en estos países reportó homicidios en sus barrios y, sin embargo, las tasas de muertes violentas en El Salvador y Honduras están entre las más altas del mundo, 91,2 y 59,2 por 100.000 habitantes, respectivamente. La explicación más probable es que las personas expuestas a la violencia crónica la “normalizan” con el tiempo.

La mayoría de los encuestados dijo que los gobiernos nacionales deberían tomar la iniciativa (51,6% en México, 55% en Honduras, 60,3% en Guatemala, 66% en El Salvador, 68,5% en Venezuela, 68,7% en Brasil). Que esta visión se extienda a Brasil y Venezuela, países que tienen líderes políticos notablemente impopulares, resulta sorprendente.

Los gobiernos latinoamericanos harían bien en evitar lo que la evidencia demuestra que no funciona para mejorar la seguridad. Las medidas penales duras que privilegian la represión policial, las sentencias draconianas y el encarcelamiento masivo pueden hacer que el problema del homicidio sea mucho peor. Las políticas de prohibición de las drogas que se aplican con agresividad y los programas de abstinencia de drogas son aún más perjudiciales. Habría que preguntarse si a los gobiernos ¿les interesa la seguridad de sus ciudadanos?

Por J. Anastacia Urbina L.

Anastacia.urbinal@gmail.com        Periodista Venezolana

Alberta anunció cambios y aperturas migratorias para la obtención de residencia permanente

Estimado lector, no sabe la alegría que me embarga al poder informarle acerca de la recuperación económica que finalmente  se  está manifestando en nuestro territorio.

Si usted llegase a tener alguna duda al respecto, le invito a revisar el reciente anuncio que ha comunicado el gobierno de Alberta respecto a la agilización y facilitación de obtención de residencia permanente canadiense a partir de enero 2018.

La ministra NDP del Trabajo de Alberta, Christina Gray, anunció los cambios en una rueda de prensa realizada durante la tercera semana de octubre 2017.

En dicha momento anuncio  los cambios en el Programa de Inmigrantes Nominados por la provincia de  Alberta, popularmente conocido como: “AINP”. Medida establecida debido a la necesidad de respaldar el crecimiento económico de nuestra provincia.

El “AINP” es un programa de inmigración económica que resguarda el objetivo del gobierno de formar una fuerza de trabajo permanente a largo plazo mediante la nominación de personas que presenten una necesidad de residencia permanente en el mercado laboral.

Los cambios y modificaciones  mencionados intentan estimular  el crecimiento al designar a inmigrantes que se encuentren calificados para trabajar, de forma tal de cubrir con ellos   las actuales necesidades del mercado laboral.

Según el anuncio del gobierno, el “AINP” será más simple para los solicitantes y más eficiente para el gobierno, posibilitando de esta manera satisfacer  las emergentes  demandas del mercado laboral.

Con respecto al tema la ministra Gray expreso: “Que los inmigrantes son una parte valiosa de nuestra fuerza de trabajo y nuestras comunidades. Ayudarles a establecerse con éxito es crucial para la prosperidad continua de nuestra provincia”.

Por ello estos cambios simplificarán los procesos, reducirán los tiempos de espera y harán que sea más justo para los solicitantes de todos los sectores solicitar  y acceder la residencia permanente.

Los cambios comenzarán a hacerse efectivos desde  el día  02 de enero  2018, cuando los flujos y las categorías del Programa de Nombramiento de Inmigrantes de Alberta (AINP) se consoliden en un solo flujo con un conjunto de criterios de elegibilidad estandarizados.

Con esta nueva medida se espera que  a través de 11 subcategorías AINP logre consolidar los flujos de reclutamiento estratégico conducido por el empleador.

Alberta Opportunity Stream tendrá un único conjunto de criterios de elegibilidad, asegurando un proceso de solicitud más simple, en tiempos de procesamiento más cortos.

A partir de 2018, el AINP tendrá la capacidad de limitar anualmente la cantidad de solicitudes aceptadas y las nominaciones emitidas para ciertos sectores y ocupaciones, asegurando la distribución equitativa de los trabajadores y la equidad en todos los sectores e industrias.

Del mismo modo nuestra provincia en particular agregará un flujo de entrada Express que permite al AINP seleccionar candidatos del grupo federal provenientes de programa de Entrada Express o Express Entry.

AINP está autorizado por Inmigración, Refugiados y Ciudadanía de Canadá (IRCC) para emitir un máximo de 5,500 certificados de nominación para el año calendario 2017.

Este número está determinado por IRCC y permanece sin cambios con respecto a años anteriores.

Los candidatos potenciales deben tener un permiso de trabajo confirmado vinculado a una Evaluación de Impacto del Mercado Laboral (LMIA) o tener una exención LMIA elegible para AINP y una oferta de trabajo válida con un empleador de Alberta.

A medida que la economía de Alberta se recupera, la prioridad de nuestro gobierno sigue centrada en garantizar que los habitantes de Alberta y los canadienses tengan la primera oportunidad de obtener empleos disponibles, sin embargo,  estudios recientes demostraron que actualmente existe  escasez de mano de obra en varios sectores y ocupaciones.

Entre ellos se destacan:

-Enfermeras registradas y supervisoras (escasez de 5.434 trabajadores para 2025)

-Tecnólogos y técnicos médicos (escasez de 2.322 trabajadores para 2025)

-Profesionales de informática y sistemas de información (escasez de 1.426 trabajadores para 2025)

-Gerentes en construcción y transporte (escasez de 1.386 trabajadores en 2025)

-Supervisores de ventas y servicios (falta de 1.145 trabajadores para el año 2025)

Con respecto al tema el abogado de inmigración Brayn Kwan confirmo: “que los cambios simplificarían el proceso de solicitud para que el programa sea más accesible con tiempos de procesamiento más rápidos.

De esta manera los próximos cambios le darán a Alberta más flexibilidad para satisfacer las necesidades del mercado laboral de nuestra provincia y crearán nuevas oportunidades para que los ciudadanos extranjeros obtengan el estatus de residentes permanentes.

Es importante destacar que no se aceptarán nuevas solicitudes en las anteriores categorías  después del 1 de enero de 2018.

Del mismo modo las solicitudes recibidas bajo flujos de reclutamiento estratégico dirigidos por el empleador se procesarán de acuerdo con los criterios establecidos en el momento en que se recibieron las solicitudes.

La información al respecto y sobre Alberta Opportunity Stream está disponible en línea en AlbertaCanada.com/AINPnews.

Si usted se encuentra leyendo este artículo, y ha tomado la decisión de radicarse en Canadá, no pierda más tiempo y  revise el nuevo programa pues si califica, afortunadamente  se encuentra un paso más cerca de conseguir su anhelado objetivo.

Por: Rossanna Paillao Bustos

www.makesomenoisecanada.com

Jason Kenney, se perfila como nuevo premier de Alberta.

El ex ministro del gabinete federal Jason Kenney ganó el liderazgo del Partido Conservador Unido de Alberta.

El veterano parlamentario de Calgary, que ocupó puestos de alto rango en el gobierno de Stephen Harper, venció al ex líder de Wildrose Brian Jean y al abogado Doug Schweitzer en la primera votación.

Obtuvo el 61.1 por ciento de los votos, sobre Jean con el 31.5 por ciento y Schweitzer con el 7.3 por ciento.

“Es otro milagro en las praderas”, dijo Kenney a una multitud entusiasta después de que se anunciara el resultado.

“Esta noche estamos a un paso más cerca de renovar la provincia de Alberta y hacer que nuestra provincia vuelva a la normalidad. Esta noche estamos un paso más cerca de volver a encender nuestra economía para que Alberta sea una vez más esa tierra de oportunidades.

“Estamos un paso más cerca de un gobierno centrado en la prosperidad para que tengamos los medios para ser una sociedad compasiva y generosa”. Dijo Kenney.

Obtuvo el 61.1 por ciento de los votos, sobre  Brian Jean con el 31.5 por ciento y Schweitzer con el 7.3 por ciento.

Los miembros de ambas partes votaron el 95 por ciento a favor de una fusión.

Kenney ahora lidera un caucus de Oposición de 27 miembros.

Él no ocupa un asiento en la legislatura. Ahora debe esperar a que se abra un lugar en una elección parcial o en las próximas elecciones generales del 2019.

Kenney pasó las últimas dos décadas en política en Ottawa, trabajó con Harper como Ministro de Inmigración, Empleo y Defensa.

Jason kenney de 49 años de edad abandonó la política federal el año pasado y anunció en julio de 2016 que los Conservadores Progresivos de Alberta y el partido Wildrose deben unirse para terminar con la división del voto y formar una coalición conservadora efectiva para derrotar al NDP de Rachel Notley.

El Wildrose echó raíces hace más de una década de los conservadores desafectos con lo que consideraban un liderazgo de arriba hacia abajo por parte de las PC que gobernaban, junto con la falta de protección de los derechos de propiedad privada y el gasto controlado.

Desde entonces, las partes han estado peleando por controlar a los conservadores de base, y ambos bandos han perdido este electorado transitoriamente, pues muchos votaron en las elecciones pasadas por el NDP como voto de castigo a la dirigencia de los conservadores.

Pero ahora con la astucia de Kenney y su política de brazos abiertos buscara que regresen al redil, ha logrado la unidad en Alberta de la fuerza conservadora, que sin lugar a dudas será arrasadora en las próximas elecciones del 2019.

El próximo es una convención de fundación para establecer políticas y principios gobernantes. Las asociaciones de circunscripciones ya han estado trabajando en una fusión y el plan es tener una lista completa de candidatos listos para las próximas elecciones, y la legislación establece que se realizará en la primavera de 2019.

Los “DREAMers”, otra posible ola de inmigrantes procedente de los Estados Unidos

La idea surgida hace poco tiempo de que Canadá se estaba convirtiendo en el nuevo sueño americano pareciera irse haciendo en una realidad. A la fecha ya son miles las personas que han llegado al país procedentes de los Estados Unidos, y la expectativa es que ese número aumente significativamente.

filici@filici.com Canadian Association of Professional Immigration Consultants, CAPIC

 

En una columna semanas pasadas hablábamos de los haitianos, de los salvadoreños y de los hondureños. Esta semana se puede agregar a los “DREAMers”, es decir esos jóvenes que llegaron a los Estados Unidos siendo bebes o muy pequeños, que fueron llevados por sus padres indocumentados, y que el presidente Donald Trump está amenazando con la deportación.

Muchos de estos “DREAMers” se enteraron de su estatus migratorio al querer comenzar sus estudios post secundarios, ahí fue cuando se dieron cuenta que en realidad vivían de forma indocumentada en los Estados Unidos.

Ante esta decisión de Trump la semana pasada de no renovarles el programa DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), que les fue conferido por el ahora expresidente Barack Obama, el gobierno canadiense está muy preocupado de que muchos de estos más de 800 mil “DREAMers” decidan dirigirse hacia acá.

Hay que recordar que estos jóvenes formaron una asociación que hizo el suficiente cabildeo con el gobierno de Obama hasta que éste finalmente aprobó el DACA, que es un permiso de estadía y de estudio. Pero la administración del presidente Donald Trump anunció que no renovaría este permiso a estos jóvenes.

En este contexto, obviamente existe una posibilidad muy grande de que, así como lo están haciendo los haitianos y se espera que lo hagan los salvadoreños y hondureños, estos jóvenes también se vengan para Canadá y traten de entrar de manera indocumentada o que pidan refugio.

Esta es una preocupación muy grande del gobierno canadiense dado el alto número de personas que están perdiendo el estatus migratorio en los Estados Unidos. La gente de Haití tiene temor de que no se les renueve el estatus temporal con el que viven en dicho país, lo mismo que los salvadoreños y los hondureños. Y si unimos todos estos grupos, hay más de un millón y medio de personas de las cuales, si aunque sea un porcentaje pequeño decide entrar a Canadá, va a ser prácticamente imposible establecerlos.

Para evitar esta situación, el gobierno del Primer Ministro Justin Trudeau envió al MP Pablo Rodríguez, quien es el único parlamentario de habla hispana en Canadá, a la ciudad de Los Angeles, Estados Unidos, para que conversara con los líderes comunitarios de dichas comunidades a fin de explicarles cómo funciona el sistema de refugio canadiense y disuadirlos de que vengan a pedir refugio, dado que las posibilidades de que sean aceptados como tales son escasas.

Pero si bien es cierto que probablemente no tendrían éxito como refugiados, yo creería que la mayoría de estos “DREAMERS” podrían calificar como trabajadores calificados o como mano de obra especializada. De hecho, una senadora canadiense, Ratna Omidvar, dijo recientemente que el gobierno canadiense debería aceptar por lo menos a 30 mil de estos jóvenes aquí en Canadá.

Algunas de las razones por las que estos “DREAMers” calificarían en el sistema canadiense son, por ejemplo, porque la mayoría llegaron siendo muy jóvenes a los Estados Unidos y por lo tanto tienen un nivel de inglés muy avanzado, tal y como es requerido por el programa para trabajadores calificados. Además, muchos de estos jóvenes son menores de 30 años, y la edad ideal para el programa de trabajadores calificados es 35 años y para los efectos del Express Entry, que es la base de datos de donde se seleccionan los inmigrantes, es 29 años.

También, un gran número de ellos tiene estudios post secundarios, hay bogados, paramédicos, médicos, mano de obra especializada, técnicos en computación, etc., que serían los candidatos ideales para Canadá. Y, además, el haber vivido y haberse establecido en un sistema similar al Canadiense les ayudaría también en su establecimiento una vez lleguen al país.

Un aspecto importante a considerar es que, a diferencia de las personas que se encuentran de forma indocumentada en los Estados Unidos, al haber tenido un estatus legal por lo menos de un año, el sistema migratorio canadiense les permite hacer el trámite a través de alguno de los consulados canadiense en los Estados unidos, dado que la ley establece que los inmigrantes tienen que hacer la solicitud desde el país de origen o desde un país donde hayan tenido una admisión legal de por lo menos un año. Estos jóvenes de hecho han vivido ya legalmente por muchos años en los Estados Unidos, por lo que llenan ese requisito y no tendrían que regresar a su país de origen para hacer el trámite.

¿Cuál es el camino entonces que deben seguir los “DREAMers” para llegar a Canadá? Hacerse un examen de inglés, acreditar sus estudios y colocar su perfil en el Express Entry, que es la base de datos de inmigración en Canadá, y dependiendo del número de puntos que reciban en el Express Entry sobre la base de su perfil, van a ser seleccionados.

Esta selección se hace en base en un puntaje que es definido cada dos o tres semanas por el Ministro de Inmigración, y a todas las personas que lleguen a ese puntaje les va a llegar una carta invitándolos para hacer la solicitud para la residencia permanente, en la cual les dirán específicamente bajo qué programa, si es como trabajador calificado o como mano de obra especializada.

Estas personas invitadas tienen luego que hacer el trámite migratorio bajo la categoría en la cual han sido invitadas a participar, y ahí es donde tienen que demostrar su experiencia de trabajo. Para entonces, ya habrían hecho el examen de inglés y tendrían la acreditación canadiense de sus estudios.

Una vez que la persona es invitada a hacer el trámite, podría estar recibiendo su residencia permanente en un plazo de cuatro y seis meses, es decir relativamente rápido.

Quienes están pensando en cruzar la frontera y pedir refugio deben tener en cuenta que para que una persona sea aceptada como refugiada tiene que demostrar que cumple con los requisitos de lo que es un refugiado o persona que necesita protección. El problema que van a tener la mayoría de estos jóvenes es que llegaron a Estados Unidos siendo muy pequeños y por tanto es muy difícil demostrar que tienen temor de ser perseguidos ya que han vivido prácticamente toda su vida en los Estados Unidos.

Imagino que habrá personas que sí podrán hacer un trámite de refugio con éxito, pero mi análisis es que la mayoría de estos “dreamers” tienen mejores posibilidades de ser aceptados como trabajadores calificados que como refugiados.

 

Venezuela: Oposición y Gobierno juegan con el hambre y la inseguridad de un pueblo

 El derecho a la vida, al alimento, a la seguridad social entre otros muchos, se ve violado y maltratado a diario, no solo por el gobierno sino por la oposición venezolana, que asegura defender a los ciudadanos, cuando solo defiende sus intereses propios y el de sus integrantes.

Una de las características de la gestión del gobernante Nicolás Maduro es la opacidad. Durante su gobierno, ha decidido mantener el retraso en la publicación de las principales estadísticas económicas y sociales, dónde la escasez de alimentos y los índices de violencia se reflejan claramente,  esto  ha dificultado la planificación y ha ahuyentado la inversión extranjera, sostienen analistas.

En el caso de las estadísticas económicas destaca la ausencia de datos sobre el índice de escasez. La última vez que el Banco Central de Venezuela publicó estas cifras fue en enero de 2014, es decir, están ocultas desde hace 45 meses. Otro de los indicadores que mantiene en secreto el gobierno es el índice nacional de precios al consumidor. Las últimas cifras que difundió el BCV fueron las correspondientes a diciembre de 2015.

Otras estadísticas retrasadas son las de la balanza de pagos, disponibles solo hasta el tercer trimestre de 2015, así como las del producto interno bruto (oferta y demanda), publicadas solo hasta el tercer trimestre de 2015.

La economista y profesora universitaria de la Universidad Central de Venezuela Sary Levy recordó que es muy grave ocultar las cifras económicas de un país. Insistió en que con este tipo de acciones es muy difícil atraer inversiones que puedan generar empleos productivos. “La opacidad internamente implica mayor incertidumbre, más desconfianza”, advirtió.

Rechazo en la Asamblea

José Guerra, economista y presidente de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la AN, rechazó la pretensión del Ejecutivo: “El gobierno se encamina a repetir el mismo error de 2016, cuando desconociendo al Parlamento fue al Tribunal Supremo de Justicia para que este le aprobara el presupuesto y la Ley de Endeudamiento”. Añadió que por actuar de esta manera no se ha podido conseguir financiamiento externo, pues los inversionistas saben bien que cualquier endeudamiento contratado por el Ejecutivo al margen de la Constitución es nulo. Y esto sigue provocando escasez en todos los rubros del país.

Con estas elecciones la aposicion le esta dando all gobierno, la oportunidad de darse un baño tibio de legitimidad

La oposición sigue el juego

Los venezolanos podrán elegir el domingo 15 de octubre a 23 gobernadores. Las elecciones regionales tienen más de un significado: por un lado tenemos una oposición que ya inscribió a todos sus candidatos la pregunta ahora es: ¿Ahora si confían en un CNE consejo Nacional Electoral justo? Porque hace muy pocos meses, era un ente gubernamental, “nefasto, que solo hacía fraude y apoyaba al gobierno”. Palabras textuales de líderes de la oposición. Luego de 120 días de manifestaciones que dejaron más de 150 muertos -de acuerdo con datos de medios internacionales, Datanálisis y fuentes vivas. El gobierno y la oposición hacen pactos y se van a unas nuevas elecciones.

Para el gobierno, es la oportunidad de darse un baño tibio de legitimidad. “Será la elección número 22 en 18 años de revolución bolivariana, seguimos rompiendo récord mundial. No hay ningún país de América Latina que tenga una vida democrática como la nuestra”, dijo el presidente Nicolás Maduro. Y para la oposición la oportunidad de seguir en el juego, defendiendo sus intereses económicos, respaldando partidos políticos, y confirmarle a la gente que no importa el hambre, la miseria, los 150 muertos  y la inseguridad “seguimos luchando”

Los ciudadanos no están dispuestos a votar, piensan que ir a unas elecciones sería reconocer a la Asamblea Nacional Constituyente de Maduro y que las regionales fueron usadas para apaciguar las protestas de calle y para la repartición de cuotas de poder dentro de los partidos que integran la coalición Mesa de Unidad Democrática (Oposición) y el gobierno. El pueblo no solo tiene hambre y delincuencia, también están huérfanos de liderazgo que de verdad los represente ante el mundo y su propio país.

 

Por J. Anastacia Urbina L.

Anastacia.urbinal@gmail.com

Periodista Venezolana

Ante la adversidad, los valores y principios ofrecen solidez y permanencia

Tres sismos de gran magnitud sacudieron el suelo mexicano durante el pasado mes de septiembre. Se trata de un hecho que ha puesto a prueba desde múltiples perspectivas, la entereza y capacidad de su pueblo. Por otra parte, es inocultable que el devenir de la trágica situación ha convocado, una vez más, la solidaridad internacional.

Sin embargo, mal se haría al permitir que la gravedad de los eventos opacara la cruda realidad que en estos momentos viven otros americanos. Por ejemplo, la devastación de la que ha sido objeto Puerto Rico, junto con las naciones e islas vecinas, tras el paso de los huracanes en esta temporada 2017.

Incluso, lo que ha pasado en los últimos meses en los más variados lugares del mundo. Las históricas inundaciones en Texas y Houston; los millones de damnificados que han quedado en Asia, particularmente en Nepal, Bangladesh y la India, a causa de las intensas lluvias; o los incendios forestales que han consumido cientos de miles de hectáreas de bosques a causa de una oleada de calor calificada, en algunos países, como la más intensa de las últimas décadas.

Fenómenos de esta clase, que se repiten cada vez con mayor intensidad, ponen de manifiesto la debilidad del género humano y, muchas veces, la insuficiencia de los arreglos institucionales, sobre todo, cuando éstos no han estado en los primeros lugares de la agenda pública para los gobiernos de los lugares afectados.

Sin embargo, lo que resulta innegable es que la fuerza de la naturaleza no se puede contener con herramientas convencionales. De poco sirven cuando aquella hace evidente su vigor insospechado.

Con ocasión de esta realidad que se muestra irrebatible, múltiples cuestiones se podrían plantear. Sin embargo, en esta oportunidad sólo dos de ellas ocuparán las siguientes líneas. Una, el rol de la tecnología y las medidas preventivas y, otra, los valores y la humanidad de quienes se ven expuestos a la tragedia.

La seguridad satelital es una herramienta fundamental para evitar desastres.

Luego de los desafortunados hechos del 19 de septiembre de 1985 en Ciudad de México, que arrojaron víctimas mortales contadas por miles, fue implementado un sistema de alerta temprana el cual, al funcionar de forma adecuada, está en capacidad de hacer saber la llegada de la onda sísmica con alguna anticipación, a la comunidad que resultará afectada. Estos valiosos segundos permiten que la gente evacúe, se aperciba y disminuye el impacto en pérdidas humanas.

Si bien el mecanismo es útil, no se puede calificar de infalible, principalmente porque aún es imposible saber dónde o cuándo ocurrirá un sismo, y porque las características particulares de algunos terremotos, como el de hace unas semanas, no pueden ser detectadas oportunamente por el sistema, razón por la cual las alarmas no se activan de la forma esperada.

Es por ello que la confianza no se deposita sólo en el componente tecnológico, cuya utilidad y aporte resultan claros y positivos, sino que se acompaña por toda una serie de medidas de planeación, infraestructura, legales y humanas, aplicadas en escenarios de previsión a corto, mediano y largo plazo. De su correcto proceso de diseño e implementación también depende que muchas vidas se salven y que los daños materiales sean menores.

Sistemas de monitoreo de tormentas, deslaves provocados y controlados, medición de los niveles de caudal en los ríos, fortalecimiento del marco regulatorio que autoriza la construcción de inmuebles, simulacros de evacuación, ubicación de estructuras de contención y desvío, campañas educativas, definición de zonas de alto riesgo, responsabilidad política y social, son sólo algunos de los frentes que deben operar de forma correcta cuando la emergencia así lo requiera.

La prevención es fundamental, y todo el trabajo que alrededor de ella se realice jamás debe caer en el desánimo ni en la rutina, argumentando: “si determinadas circunstancias confluyen, la respuesta de lo planeado será insuficiente”, aunque tal premisa sea verdadera

Todos los valores que se pueden reflejar en el ser humano.

La segunda cuestión, como arriba se planteó, tiene que ver con los valores y el significado de ser humano. En primera instancia, en relación con todos aquellos que hacen frente a la tragedia y luego, con cada persona que de una u otra forma se involucra para ayudar a otros a seguir adelante después de lo sucedido.

Rodear a quien está débil, dar ánimo al que está agobiado, brindar algún medio de subsistencia a quien lo ha perdido todo, construir redes de apoyo para los más afectados.  A veces, sólo un gesto, una sonrisa, una mano amiga, un poco de agua a tiempo, una tienda de campaña para pasar la noche o una manta para protegerse del frío, son hechos que revisten el mayor significado.

La reconstrucción de viviendas, la reparación de las vías o la recuperación de la infraestructura en general, ceden el paso a desafíos más profundos, cuyo objeto consiste en establecer los cimientos sólidos de un futuro realmente mejor.

Cuando la ejecución de las acciones que se requieren con urgencia queda atrás, resulta posible levantar de nuevo la mirada y reconocer la importancia de la empatía o el trabajo en equipo, y la trascendencia de los valores y principios individuales y colectivos como la solidaridad, la justicia, la lealtad y la integridad -promovidos por el Miraísmo® Internacional-, que definen el bien común y la virtud de la sociedad.

Por: Carlos Alberto Baena López

@Baena

 

Cinco heridos: Cargos de terrorismo pendientes en los ataques de Edmonton

Las autoridades canadienses dicen que dos incidentes en Edmonton están siendo investigados como actos de terrorismo después de que un hombre golpeó a un agente de policía con un auto y después lo apuñalo. Mas luego arrasó con un camión a peatones en una calle muy transitada, hiriendo al menos a cuatro personas.

Un sospechoso, que no ha sido identificado, está bajo custodia, dijo el Jefe Rod Knecht del Servicio de Policía de Edmonton en una conferencia de prensa el domingo temprano.

Knecht dijo que las autoridades creen que el hombre actuó solo, pero no han descartado la posibilidad de que otros puedan estar involucrados.

El primer incidente ocurrió el sábado a las 8:15 p.m.  Cuando el conductor de un Chevrolet Malibu blanco lo condujo en una barricada de tráfico. La policía había establecido el obstáculo cerca del estadio de la Commonwealth para un partido de fútbol de los esquimales de Edmonton.

Un hombre condujo el coche a gran velocidad, golpeando al oficial de policía que había estado de pie entre una barricada de tráfico.

El vehículo golpeó al oficial de policía, enviándolo volando en el aire 15 pies, El conductor saltó del vehículo, atacó y apuñaló al oficial varias veces con un cuchillo y huyó a pie, dijo Knecht.

Había una bandera ISIS en el coche, que ha sido tomada como evidencia, dijo el jefe de policía.

El oficial herido fue llevado a un hospital. Sus heridas no son críticas, dijo Knecht.

Después de ese incidente, Justo antes de la medianoche, un oficial de policía detuvo un camión de U-Haul en un puesto de control y reconoció el nombre del conductor como similar al del propietario registrado del Chevrolet. El camión U-Haul se dirigió hacia el centro de Edmonton con la policía persiguiéndolo.

El U-Haul viajó en la concurrida avenida Jasper, que el sábado por la noche y la madrugada del domingo estaba llena de aficionados al fútbol. Durante la persecución, el camión intentó deliberadamente golpear a peatones en pasos de peatones y callejones en dos áreas a lo largo de la Avenida Jasper, dijo Knecht.

Al menos cuatro peatones resultaron heridos. Sus condiciones no fueron conocidas de inmediato, dijo el jefe de la policía.

Se alarga la espera para los solicitantes de refugio en Canadá

. La semana pasada, el presidente del Consejo de Inmigración y Refugiados de Canadá (Immigration and Refugee Board, IRB) anunció que los casos de refugio en el país se han acumulado y que a pesar de que los reglamentos dicen que ciertos casos deben tener sus audiencias a los 30 días de haber sido encontrados elegibles, y otros a los 60 días, debido al alto número de solicitantes no tiene los recursos necesarios para cumplir con los tiempos estipulados.

filici@filici.com Canadian Association of Professional Immigration Consultants, CAPIC

Dijo que el flujo de solicitantes de refugio no está llegando solamente desde los Estados Unidos, sino que también de muchísimos otros países, y que cree que las personas que están pidiendo refugio en estos días van a tener sus audiencias hasta dentro de unos 16 meses.

Este es un problema reciente, pero también tenemos el problema de los “Legacy Cases”, que son los casos de las personas que vinieron a Canadá a pedir refugio antes del 15 de diciembre del 2012. Esos casos quedaron congelados en el tiempo, y recién este mes de septiembre empezaron a darles fechas de audiencia.

En este sentido, lo que está sucediendo es que los casos que están llegando ahora, una vez que la audiencia no puede ser realizada porque no tienen un juez disponible, les falta intérpretes, no tienen suficiente personal para manejar las audiencias, etc., las están posponiendo sin fecha, por lo que van a ir a parar con los tiempos de los Legacy Cases.

Esto es terriblemente injusto. Es injusto para quienes están en los Legacy Cases ya que han estado esperando entre 5 y 7 años para sus audiencias, y en muchos casos en muchos países ha habido cambios que van a impactar en las decisiones que los miembros del Consejo de Refugiados van a tomar. Por ejemplo, en Colombia ha habido tratados de paz, por lo que los casos de las personas que hayan sido perseguidas por las guerrillas van a tener problemas para probar serán perseguidos si regresan a su país de origen. También, con la apertura que ha habido en Cuba, los casos de este país que quedaron estancados pueden tener un impacto negativo por haberlos hecho esperar tanto tiempo.

Esto definitivamente es injusto, porque a pesar de que algunas personas puedan pensar que como ya no tienen problemas pueden regresar a sus países de origen, la realidad es que estas personas han estado en Canadá por un periodo muy largo, se han establecido, algunas han tenido hijos en el país, si vinieron con niños pequeños estos se han establecido, han hecho sus grupos de amigo y sus redes, y es inhumano simplemente arrancarlos del lugar donde están y mandarlos nuevamente al país de origen.

Lo humano que debería hacer este gobierno es eliminar el requisito de que las personas tengan que esperar 12 meses pues de haber perdido el caso de refugio para poder hacer una solicitud de PRRA (Pre Removal Risk Assessment), así como lo han hecho ya para Venezuela, para Haití y para otros países donde ha habido cambios que han empeorado las condiciones de derechos humanos. El PRRA es la última revisión de la situación de riesgo en la que se encontraría una persona al ser regresada al país de origen. Y deberían hacerlo simplemente por una cuestión de justicia, ya que no es culpa de los solicitantes que el gobierno no haya tenido los recursos para hacer estos procesos.

Se les debe dar otras oportunidades. Una de estas posibilidades es precisamente el que puedan procesar el PRRA, y otra es que puedan hacer una solicitud por razones humanitarias y de Compasión. En estos momentos la ley estipula que una persona no puede hacer el PRRA ni pedir residencia por razones humanitarias a menos de que hayan pasado 12 meses desde el momento en que se les rechazó el caso. Si son de países designados, como por ejemplo de México, de Chile, o personas que vienen de algunos países de Europa que aparecen en la lista de países designados, tiene que esperar 36 meses.

La idea del gobierno Conservador, que fue quien impuso estos tiempos, era justamente que las personas no alcanzaran a esperar ese tiempo y entonces los pudieran sacar del país.

Hay que invocar entonces al corazón del Ministro de Inmigración, así como también del Primer Ministro Justin Trudeau, para que eliminen este requisito y le permitan a las personas un proceso justo. Incluso una mejor idea sería que hicieran lo que ya se ha hecho en el pasado: que establezcan un programa especial donde todas estas personas que han quedado estacadas por la ineptitud de nuestro gobierno puedan solicitar la residencia permanente, demostrar su valor aquí en Canadá, que han estudiado, que han trabajado, que han realizado trabajo comunitario, que se han establecido económicamente en Canadá y que merecen permanecer como residentes permanentes.

Por el momento, el gobierno continúa deportando más personas, pero como ahora no hay redadas masivas como las había con el gobierno anterior, no son noticias. Sin embargo, el número de personas deportadas desde Canadá ha aumentado considerablemente, lo que significa que no ha cambiado la política de deportaciones.

Y son deportadas las personas que no son aceptadas como refugiadas, que son rechazadas en sus solicitudes por razones humanitarias o en cualquier otro tipo de programa que se pueda procesar desde dentro de Canadá. Una vez rechazadas, reciben las órdenes de salida, las cuales están siendo implementadas eficientemente.

La población en general no reacciona ante estas situaciones dado que lamentablemente a través de los años se ha creado un sentimiento negativo en relación con el refugiado y con el inmigrante en general. No hay que olvidar que el gobierno anterior usaba el racismo como un arma política para su beneficio, lo que ha ayudado a crear esta atmosfera negativa en contra del inmigrante y del refugiado.

Para empeorar las cosas, con la llegada de Donald Trump al gobierno en los Estados Unidos, y con las declaraciones anti inmigrantes que ha hecho y que continúa haciendo, pareciera que le ha dado licencia a los racistas para que se opongan abiertamente a la inmigración.

Pero al final, las decisiones en este tipo de situaciones pasan por los cálculos políticos, porque si en este contexto el gobierno canadiense le dedica más fondos a los refugiados, o si proporciona algún tipo de programa especial para los indocumentados y los refugiados que están llegando, el temor es que puede salir perjudicado en las próximas elecciones.

Por Vilma Filici

filici@filici.com